Sus funciones son:

Activar la circulación eliminando toxinas, cansancio, pesadez y mejora las varices.

Es muy recomendable para personas embarazadas o con problemas circulatorios.

Ayuda a perder peso mediante el drenaje linfático que combinado con una buena dieta y algo de ejercicio podemos conseguir un resultado asombroso para nuestra figura.

Reduce la celulitis y mejora la piel de naranja tonificando músculos y articulaciones siempre que se combine con ejercicio.

Nos ayuda a la relajación de los músculos y a la fatiga muscular.

Combate los problemas de estreñimiento, y si se aplica un masaje manual y con dieta el resultado es buenísimo.

Hay que tomar un par de vasos de agua antes de darse una sesión.

En la mayoría de las sesiones es ideal acompañarlas con dieta y hacer algo de ejercicio para unos resultados satisfactorios.

No se recomienda a personas que tengan el período.

Es muy probable que salga algún hematoma las primeras sesiones si no se está muy acostumbrado, depende de la persona, pero no es doloroso.